domingo, 25 de enero de 2009

New York Cosmos, los primeros galácticos

Nuestro Football sigue volviéndose internacional y hoy es el turno de establecer contacto con el fútbol norteamericano. Y que mejor manera de hacerlo que incluyendo a uno de los mayores equipos de la historia de este país entre Nuestros Equipos. Por eso hoy el New York Cosmos revivirá un poco para este blog.

En 1970, ante la gran expansión mundial del fútbol, los hermanos Ertegün deciden fundar su propio club. Tras varias búsquedas fallidas de patrocinadores, Warner Bros. accede a ayudar a la fundación del club. Tras confirmarse la fundación, el Cosmos entra en la Liga de Fútbol Norteamericana, donde acabaron segundos en su primera participación perdiendo los play-offs ante los Atlanta Chiefs.

En 1972, los neoyorquinos fichan a su primera estrella, el delantero de Bermuda Randy Horton, que consiguió 9 goles en 13 partidos y lideró al equipo hacia el primer puesto en la liga y la victoria en las dos eliminatorias de los play-offs ante el Dallas Tornado y St. Louis, ganando así su primer título solo dos años después de su creación.

La temporada siguiente también fue buena para los de Nueva York, quedando segundos en la Conferencia Este y pediendo las semifinales de los play-offs contra el Dallas. Pero en 1974 su suerte cambia y el Cosmos acaba último por sorpresa tras una desastrosa temporada.

Pero entonces, tras un cambio en la política del club, ocurre algo que nadie podía imaginar en aquel momento. El New York Cosmos cierra el fichaje del entonces mejor jugador del mundo Edison Arantes do Nascimiento, Pelé. El fichaje dio la vuelta al mundo, que viendo como el New York había conseguido que Pelé volviera al fútbol, se empezó a fijar en la liga estadounidense. El 18 de Junio del 75, Pelé debuta con la camiseta del Cosmos ante 22.500 personas, 14.500 más de las que normalmente iban a ver al equipo. Pero a pesar de la llegada de Pelé, el mal inicio de campaña del club sin el astro brasileño, les impide llegar siquiera a los play-offs.

Viendo el resultado del fichaje, el club decide que si quiere ganar debe seguir reforzándose, y fichan al mejor jugador de la historia del Lazio, Giorgio Chinaglia, cuyo debut unido al juego de Pelé atrajeron a 24.292 espectadores al partido ante Los Angeles, que ganaron 6 – 0 con dos goles del flamante fichaje. Esa temporada el New York Cosmos acabó segundo con Chinaglia marcando 19 goles y 11 asistencias en 19 partidos y Pelé con 13 goles y 18 asistencias en 22 partidos. A pesar de su superioridad, el Cosmos pierde ante el Tampa Bay en la final de la división.

Pero el “Fenómeno Cosmos” solo acababa de empezar, ya que al año siguiente dos estrellas más se unieron al equipo. Y no dos estrellas cualquiera, sino Carlos Alberto y Franz Beckenbauer, los dos mejores defensas del momento e indiscutibles con sus respectivas selecciones. Aquello tuvo como resultado un segundo puesto en Liga y el record de 62.319 espectadores en Giants Stadium. En los play-offs los delanteros del New York destacaron tras el global de 11 – 5 en las semifinales ante Fort Lauderdale ante 77.691 espectadores. La final ante fue fácil para el Cosmos y consiguieron otro título nacional en el último partido oficial de Pelé.

El equipo ahora mundialmente conocido empieza una gira promocional por China y vuelve a casa para el partido despedida de Pelé. El partido fue ante el Santos, el otro equipo en el que había jugado Pelé, que jugó una parte para cada lado. El partido acabó 2 – 1 para el Cosmos, con Pelé marcando para el conjunto estadounidense pero no para el brasileño.

Ya con Pelé jubilado, el equipo necesita llenar el hueco que el astro sudamericano ha dejado en ataque, por lo que fichan a Vladislav Bogicevic y a Dennis Tueart, dos grandes estrellas del fútbol en aquellos tiempos. Con este equipo la liga no fue difícil y el Cosmos ganó el campeonato de nuevo.

En 1979, el club sigue con su política de fichajes y firma al ídolo del Barcelona Johan Neeskens entre otros para seguir mejorando el equipo. Pero el equipo no funciona como es esperado y caen en la final de la Confederación, por lo que no consiguen llegar a la Soccer Bowl (la final nacional).

Pero eso fue solo un pequeño bache en la historia del Cosmos, ya que la temporada siguiente, con una nueva política de fichajes basada en jóvenes estrellas, el equipo consigue unos resultados espectaculares con Chinaglia marcando 32 goles en los mismos partidos en la temporada regular, y ya en los play-offs, Chinaglia lidera al equipos en la victoria por 3 – 1 en el primer partido de la primera ronda, sumado a otros 7 goles en el segundo partido, dando así la vuelta al mundo.

Entonces los de Nueva York pasa también la segunda ronda y se mide a Los Angeles Aztecs por un puesto en la Soccer Bowl del 80, puesto que consiguen al derrotar con facilidad a su rival. En la final ante el Fort Lauderdale Chinaglia marca 2 de los 3 goles de su equipo para conseguir el campeonato nacional.

En las dos temporadas siguientes el Cosmos logró el subcampeonato nacional del 81, siendo la única Soccer Bowl que perdieron en su historia, y el campeonato del 82, que fue su último título. También cabe destacar el fichaje del joven paraguayo Roberto Cabañas, que más adelante se convertiría en uno de los grandes ídolos de Boca Juniors.

Entonces, debido a problemas económicos causados por la venta del club, el Cosos desaparece tras no conseguir llegar a los play-offs del 84.

Hoy en día sigue habiendo intentos de revivir al New York Cosmos, pero los problemas sobre quien posee los derechos del nombre se convierten en un obstáculo insalvable para la vuelta del mejor equipo de Estados Unidos de todos los tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada